Reñida elección en Provincia de Buenos Aires y Cambiemos se impone en gran parte del país.
Imagen de Equipo Editor
Tagged:  •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •  

La diferencia que en la Provincia de Buenos Aires el precandidato del oficialismo mantenía sobre Cristina Kirchner se redujo con el correr de las horas a menos de un punto. Sergio Massa salió tercero con menos del 15 por ciento.

 

Todo parecía indicar que Cambiemos se encaminaba a coronarse como el gran y -si se quiere- sorpresivo ganador de las PASO de este Domingo en la Provincia de Buenos Aires, hasta que las listas de Unidad Ciudadana comenzaron a acortar distancia. Paulatinamente la distancia que llegó a ser durante buena parte del escrutinio de 4 puntos, se redujo a menos de un punto, hasta concluir en un verdadero empate técnico al cierre del escrutinio.

Así, por lo reñido del escrutinio habrá que esperar hasta el conteo definitivo para verificar si Esteban Bullrich o Cristina Fernández de Kirchner fue el ganador de la elección para el Senado.

Las listas de Cambiemos para el Senado y Diputados encabezaron el escrutinio hasta la medianoche. Ahí, cuando faltaba un 30 por ciento por contar, la remontada de Cristina Kirchner generó júbilo entre la militancia kirchnerista congregada en el búnker kirchnerista, donde se esperanzaban con quebrar el escenario de virtual empate con el postulante de Cambiemos Esteban Bullrich a poco del cierre del escrutinio.

En ese marco, mientras se aguardaba la presencia de Cristina Fernández de Kirchner, el precandidato a Diputado, Leopoldo Moreau, fue uno de los que oficiaron como voceros del kirchnerismo, y denunció al Gobierno por “secuestrar el voto de los bonaerenses reteniendo los telegramas que tiene a disposición el Correo Argentino, de manera de lentificar el escrutinio”.

Según Moreau, “el Gobierno decidió secuestrar el voto de los bonaerenses hasta que habló el Presidente. Después decidió lentificar el escrutinio. Esto no va modificar el resultado. Le quita seriedad al Gobierno”.

Pasadas las 3 de la madrugada, Esteban Bullrich contabilizaba 34,18 por ciento y Cristina Kirchner 34,11, una diferencia de poco más de 5.000 votos que seguía achicándose a medida que pasaban los minutos. En ese marco, Moreau se comunicó telefónicamente con el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para pedirle explicaciones. Por su parte, Adrián Pérez dio a entender que habría que esperar al escrutinio definitivo para tener un resultado concreto, pues había telegramas que se demoraban.

Cuando la ex Presidente apareció finalmente para hablar ante la gente, la ventaja de Bullrich se había reducido a 3 décimas.


Fuente: Parlamentario.com – 13.08.2017