No tuvo “quórum” la Sesión pedida para tratar la “renuncia” a los Fueros.
Imagen de Equipo Editor
Tagged:  •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •    •  

Sesionó en minoría la Cámara Baja para tratar la iniciativa de 1País para tratar un proyecto de resolución para dejar de lado ese privilegio legislativo, disparado a partir de la situación generada en torno a Julio De Vido. Fuertes críticas al kirchnerismo, pero sobre todo al oficialismo por no haber asistido.

 

Previsiblemente no tuvo quórum la sesión convocada para este Miércoles a las 11 de la mañana por la alianza 1País, liderada por los Diputados Sergio Massa y Margarita Stolbizer, con el fin de que la Cámara Baja aprobara la “quita” de esas inmunidades a los bloques del Frente Renovador y el GEN.

Ante la obvia ausencia del bloque kirchnerista y la anticipada del oficialismo, el llamado a sesionar fracasó, pues a la hora de dar por caída la sesión, pasadas las 11.30, solo había una treintena de Diputados en el recinto. La intención era tratar además dos iniciativas de un Diputado del Interbloque, Julio Raffo, relativas a los fueros.

Presidida por la radical Patricia Giménez, por encontrarse el titular del Cuerpo, Emilio Monzó, en el exterior, estuvieron Diputados del Frente Renovador, más la líder del GEN, Margarita Stolbizer, y los Diputados del delasotismo, los de Libres del Sur y el mencionado Julio Raffo.

Asistieron a la sesión los Diputados: Gilberto Alegre, Horacio Alonso, Sixto Bermejo, Gustavo Bevilacqua, María Brezzo, Juan Brugge, Verónica Couly, Graciela Cousinet, María Cristina Cremer, José De Mendiguren, Victoria Donda, María Azucena Ehcosor, Patricia Giménez, Alejandro Grandinetti, Sandro Guzmán, Marcos Lavagna, Mónica Litza, Sergio Massa, Vanessa Massetani, Mariana Morales, Cecilia Moreau, Alfredo Olmedo, Marcela Passo, María Florencia Peñaloza, Raúl Pérez, Carla Pitiot, Julio Raffo, Blanca Rossi, Claudia Rucci, Liliana Schwindt, Carlos Selva, Alejandro Snopek, Felipe Solá, Margarita Stolbizer y Mirta Tundis.

Durante la sesión en minoría, llevó la voz cantante la Diputado, Margarita Stolbizer, quien lamentó la ausencia de oficialistas y opositores y en ese sentido buscó emparentar a Cambiemos con el kirchnerismo: “Las diferencias que a veces se pregonan no son tantas”, interpretó. En un encendido discurso, dijo sentir que “venimos trabando un debate parlamentario que debería ser más comprometido con la realidad social”, y sostuvo que su sector planteó “la necesidad de renunciar a cualquier tipo de privilegio”.

La Diputado había arrancado quejándose del “funcionamiento irregular” de la Cámara, por ser casi todas las sesiones “especiales”. “Lo que debería ser una excepción se ha convertido en la regla”, enfatizó. Por eso sostuvo que el oficialismo “utiliza las sesiones especiales fundamentalmente para obstruir la posibilidad de incorporación de nuevos temas. No es bueno para la Cámara y no es bueno que aquello que fue crítica del oficialismo durante la gestión anterior, hoy termine siendo la conducta propia. Esto es lo que nos permite ver que a veces las diferencias que se pregonan no son tantas”.

“No somos nosotros los que nos podemos asustar; háganse cargo los que no quieren venir a dar este tipo de debate, que son los que aparecen asustados frente a las amenazas de otros”, señaló la líder del GEN, que reprochó luego que “quisieron descalificarnos diciendo que no tiene que autorizarnos la Cámara para quitarnos los fueros”. Pero además, agregó, “cuando intentamos hacerlo operativo después de firmarlo ante un escribano, para eso vinimos y promovimos un debate parlamentario, para que sea la Cámara la que nos autorice”.

Se quejó entonces de que “ni uno ni otros” vinieron, “tal vez será porque vimos algún parecido en la conducta de los otros”. Aclaró que “nuestras posiciones no son de oportunidad, son de convicción; no aparecimos con este tema ahora, el bloque Frente Renovador desde hace mucho tiempo tiene proyectos en este sentido”.

Se hizo eco también de críticas que le formularon, cuestionándole que en su caso personal recién renunciara a sus fueros ahora, siendo que lleva tantos años en la Cámara, y respondió diciendo que “he formado parte y he sido testigo de una Cámara presidida por Juan Carlos Pugliese; yo pertenezco a una generación inspirada en un hombre como Raúl Alfonsín, que se murió viviendo en la misma casa que tenía antes de ser Presidente”. Advirtió luego que “la degradación es la que nos está demandando conductas diferentes. La política hoy no es lo que era antes”, y se quejó por la existencia actual de “debates ficticios para no discutir estas angustias de la gente”.

Advirtió que la clase política “ha perdido credibilidad, confiabilidad; la gente ya no cree en los que va a votar. Tenemos que hacernos cargo; nos descalifican diciendo eso, que lo nuestro son solo gestos símbolos… La política tiene que hacer gestos, debe tener un ejercicio simbólico de los valores”. Y aclaró que su actitud “no es para fijar una posición retórica abstracta, lo hemos hecho con nuestra firma concreta ante un escribano”.

Con todo, aclaró Stolbizer que “en este debate no nos paramos frente a (Julio) De Vido, nos paramos frente a la sociedad; le estamos hablando a la sociedad y a la justicia”. Pidió en ese sentido una actitud efectiva de la justicia, y alertó sobre “las complicidades que están gestándose desde adentro para proteger a los corruptos desde hace muchos años”.

“Nadie puede hacerse el distraído respecto de las responsabilidades que tienen que tener por la corrupción enquistada”, señaló, pero agregó que “no queremos el oportunismo electoral que lleva a algunos a esconderse del debate, están escondiendo el debate más profundo de cuáles son los daños sociales que la corrupción generó y ha dejado costos humanos en la Argentina”.

Stolbizer sostuvo que “el oportunismo lleva a esconder en un debate ficticio sobre qué hacemos con De Vido a los problemas de la gente”. Le apuntó entonces al Gobierno que “lleva un año y medio en que la lapicera se equivoca siempre hacia el mismo lado: jubilados, discapacitados, tarifas… Siempre los errores los hace para el mismo lado; no les tembló la lapicera cuando tuvieron que sacarle las retenciones a la megaminería”.

Sobre el final, señaló en referencia a las intenciones oficiales de expulsar de la Cámara Baja a Julio De Vido que “si lo hacemos, es para que se vaya de vacaciones, para que ande libre por la calle como anda (Amado) Boudou. Lo único que vamos a hacer es darles vacaciones”. Y si bien aclaró que “no nos van a encontrar nunca en la vereda de la defensa del Diputado (De Vido), además de eso lo que queremos es discutir lo que hay que discutir: la emergencia alimentaria, cómo hacemos frente al abuso de los aumentos de luz y gas, no hay un funcionario que hable de lo que cuesta la leche y el pan, queremos traer ese debate a este recinto”.

Luego fue el turno de Julio Raffo, autor de los proyectos que debían tratarse el recinto, quien arrancó diciendo que “es atronador el mensaje que estamos recibiendo con la ausencia de los que no están. El silencio expresa intencionalidad, uno será proteger a un compinche, otro a una empresa, y otro por ignorancia, otro por insensibles al reclamo y clamor de la sociedad”.

Rechazó que el Congreso sea un “aguantadero de delincuentes” y sostuvo que “la sociedad está pasando por una encrucijada moral y jurídica”, en cuyo marco llamó a la reflexión “a los que no están, a escuchar el clamor de la sociedad”. Pidió renunciar a “inmunidades o privilegios que tienen los legisladores y puso como ejemplo a “la sabia Constitución norteamericana” que dice en un artículo que “la inmunidad de los legisladores es durante la sesión y el itinerario de lo que va de la sesión a la casa del legislador”.

Raffo sostuvo que “los fueros son una excepción” y señaló que él en lo personal tiene una causa penal de 2007, junto a otros 70 cineastas. Y recordó que como en ese entonces era legislador de la Ciudad, presentó el 25 de noviembre de 2010 al Juez, Claudio Bonadio, su renuncia a los fueros. Lo mismo hizo a mediados del año pasado, cuando renunció en el recinto a sus fueros y se quejó porque su pedido nunca fue tratado por la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Victoria Donda sostuvo luego que “el sentido de los fueros es la defensa de la democracia; por eso los defendemos”. Señaló que los mismos “fueron concebidos para defender a los legisladores, que muchas veces expresan minorías, del avasallamiento de los gobiernos”, pero aclaró que son para no impedirles a los Diputados que puedan manifestar sus ideas “en total libertad”.

“Pero esa herramienta de la democracia se la apropiaron algunos sectores de la política que actúan como si fuera un club, que se apropia del Gobierno para enriquecerse”, señaló, y se refirió a dos “clubes”: “Los roban pero hacen, y los ricos con conflicto de intereses. Esos son los dos clubes que se apropiaron de nuestro Gobierno”.

“Estas ausencias están llenas de presencia -agregó-. Dicen que son dos caras de la misma moneda, ninguno está dispuesto a renunciar a esos privilegios y allanarse a la justicia”. E insistió en pegarle al actual Gobierno y al anterior, al señalar que “a mí no me cabe duda y no me tiembla la voz para decir que son dos caras de la misma moneda. La continuidad en la línea de los negocios”, emparentándolo con “tanta insistencia en tratar el artículo 37 de la ley de responsabilidad penal empresaria. Querían esconder que (Angelo) Calcaterra fue beneficiado por el kirchnerismo y sigue siendo beneficiado por el oficialismo hoy”, calificándolo entonces como “el Lázaro Báez de hoy”.

Donda reclamó también una nueva Ley de Etica Pública y una reforma del Código Penal, lamentando que los cambios que el Congreso ha aplicado en materia penal no apuntan a los corruptos, sino “a los ladrones de gallinas”.

A su turno, el Diputado, Alejandro Grandinetti, recordó que la semana anterior el Presidente del bloque Pro, Nicolás Massot, se había comprometido públicamente a renunciar a sus fueros. “Lo estamos esperando a que venga a esta sesión y haga lo que estamos haciendo”, señaló, asegurando que la actitud de su bancada la semana anterior “no fue una cortina de humo. Fue una renuncia ante escribano público y lo estamos profundizando e día de hoy. Ningún tipo de privilegio queremos hasta 2019, y como no tenemos ningún tipo de problema ni pensamos tenerlo, pedimos que esta cámara sesione para tratar eso. No alcanza con decirlo en las redes sociales”.

La massista, Liliana Schwindt, se quejó por su parte de los Diputados que “no solo no vinieron para renunciar a los privilegios, no vienen a tratar un tema que le preocupa a Juan Pueblo: las tarifas. Aquí citamos también los proyectos que hablan de quitar el IVA a los servicios públicos”.

La legisladora bonaerense recordó que desde el Gobierno “en Abril del año pasado vinieron con la novedad de que iban a aumentar las tarifas; fuimos a hablar con el Ministro, no a la televisión, porque somos oposición responsable, le planteamos los problemas que se iban a registrar”. Luego de afirmar que en el Gobierno “nada escucharon”, recordó que “la Corte Suprema falló que debía haber razonabilidad, proporcionalidad en las tarifas”, y citó una serie de facturas con valores de entre seis y doce mil pesos. “¿Esta es la proporcionalidad con los salarios?”. Le advirtió entonces a Cambiemos que “va a tener un problema con esto; vengan a tratarlo, esto termina nuevamente en la Justicia. Vengamos a discutir una reforma tributaria, hablemos de lo que tenemos que hablar, estos son los problemas de la gente”.

 

Fuente: Parlamentario.com 12.07.2017